Novedades

Un tipo feliz: Fabian López, trasplantado de riñón y páncreas

A los 11 años le detectaron diabetes tipo 1 (el cuerpo deja de producir insulina). A los 29, con los riñones muy deteriorados, entra a diálisis. Cuatro años después recibe trasplante doble de riñón y páncreas. Hoy se siente libre y feliz. Corre tres veces por semana y participa de cuanta competencia se le presente.

Un tipo feliz: Fabian López, trasplantado de riñón y páncreas

Historias de Pacientes


“Tengo 44 años, estoy felizmente casado con Carina, soy padre de Julián y Azul y nací y me crié en Alta Gracia. A los 11 años empecé a bajar de peso. Cuando me vieron los médicos, rápidamente  descubrieron que era diabético”.

“Al principio, como era un pibe y  mis viejos me contenían todos los días, no me preocupé mucho. La pasaba bien. Claro, cuando empecé a crecer, como todo adolescente me puse rebelde y dejé de cuidarme”.

“Estos descuidos derivaron en que en un control, la diabetóloga me informara que mis riñones estaban enfermos. Así, llegué a Aterym Alta Gracia donde me dijeron que la única opción que tenía era someterme a la diálisis” 

“En ese momento, surgió el apoyo incondicional de la familia, esencialmente de mi señora que, con mucha paciencia y amor, me convenció. Tomé conciencia de cuál era el problema y cómo enfrentarlo y acepté el tratamiento”. 

“Estuve cuatro años en diálisis. Apenas ingresé, se me informó sobre la existencia de otra alternativa terapéutica como el trasplante y los pasos a seguir: se estudia al paciente, se le hace una serie de determinaciones analíticas y estudios complementarios y se lo pone en lista de espera, Cuando te toca por por la donación de una persona fallecida y por compatibilidad genética, se coteja con la lista y ahí recién es cuando se accede al órgano, Mientras tanto, pasan meses y años. Por suerte, a los cuatro años de dializarme, pude ser trasplantado”

No lo dudé un instante y enseguida hice los estudios pre trasplante. Al principio, estuve en lista de espera de riñón solamente porque el doble trasplante (riñón-páncreas) no había dado resultados. Sin embargo, con el correr del tiempo, se hizo más frecuente esta práctica así que, por suerte, pude acceder al trasplante doble”.

“Desde que los médicos me dijeron que empezará a hacer actividad física  no lo dudé ni un instante y empecé a correr “

“Hoy tengo 44 años y desde que me trasplantaron, hace ya 11 años,  mi vida cambió 100%. Es como volver a nacer, yo ya había olvidado lo que era sentirse sano. Hoy puedo disfrutar a mi familia, jugar con mis hijos, trabajar… en suma, vivir feliz”.

 “Desde que los médicos me dijeron que empezará a hacer actividad física  no lo dudé ni un instante y empecé a correr. Al poco tiempo, me sumé a un grupo de personas trasplantadas que hacía deporte a  nivel competitivo. Entreno tres veces por semana y corro en cuanta competencia se presente aunque, en realidad, no lo  hago para ganar sino porque  correr me hace bien, es como una terapia, como una forma de tomar la vida”.

“Hoy llevo una vida absolutamente normal, tengo una familia que me acompaña a todos lados y a la cual amo, tengo trabajo y hago lo que me gusta. En síntesis. Soy feliz”.


Nuestro servicio de Diálisis y Turismo

Diálisis en Vacaciones constituye un programa que brinda la posibilidad de combinar tu tratamiento de diálisis con unas merecidas vacaciones, en el histórico centro turístico Alta Gracia, atendido por un equipo de profesionales, más de 30 años de experiencia y un espacio jerarquizado.

Conocé más sobre Diálisis y Vacaciones


Dr. Sergio Boni Aterym Alta Gracia